Las señales Nanotec obtienen el marcado CE y ya están colocándose en nuestras carreteras

Graphenano Composites ha colaborado con Tecnivial en la fabricación de estas señales de tráfico que suponen todo un hito en innovación

El pasado 29 de enero el Ministerio del Interior y la Dirección General de Tráfico anunciaron la entrada en vigor del nuevo límite de velocidad en las carreteras secundarias que pasa de 100 a 90 km/h. Esto ha supuesto un cambio en la señalización para adaptarlas a la nueva normativa. Una de las empresas encargadas de ello ha sido Tecnivial.

En el acto simbólico, organizado por el Ministerio de Fomento y la DGT, Tecnivial instaló la primera señal Nanotec. Al acto acudieron Javier Herrero Lizano, Dir. Gral. de Carreteras del Ministerio de Fomento; Pere Navarro, Dir. Gral.  de Tráfico; Gloria Ramos Palop, jefa de Demarcación de Carreteras del Estado en Madrid; Jaime López-Cuervo Abad, subdirector de Conservación del Ministerio de Fomento; Roberto Gómez, de Sarrión Construcciones y Joaquín Izquierdo, Dir. Gral. de Tecnivial.

Las señales Nanotec, que recientemente han obtenido el marcado CE, son fruto de la colaboración entre Tecnivial y Graphenano Composites. Para su fabricación se ha utilizado una resina de la gama CompoGraph, desarrollada por Graphenano Composites pero fabricada y distribuida por Gazechim.

La resina CompoGraph contiene grafeno, es decir, nanopartículas de carbono que dotan a las señales Nanotec de más resistencia con respecto al metal o el aluminio, los materiales usados hasta ahora en señalización. Además, las señales Nanotec presentan un excelente comportamiento frente a la humedad, los ambientes agresivos y la corrosión, son de fácil instalación y mantenimiento gracias a su ligereza (solo una persona puede llevar a cabo la instalación) y garantizan una alta durabilidad que se traduce en un ahorro significativo de los costes totales.

Las señales Nanotec pueden verse ya en algunas carreteras españolas, como en las de la provincia de Castilla y León donde se han eliminado todas las señales verticales de aluminio por estampación de 100 km/h para sustituirlas por estas de composite que prohíben circular a más de 90 km/h.